El peso del Rencor

Muy buenos días mis queridos lectores,

Hay momentos en nuestra vida en que nos toca vivir situaciones o momentos no agradables con la gente que más queremos, y entonces nos sentimos con el poder de No Perdonar, porque como lo voy a perdonar si me hirió en lo más profundo del corazón…

A veces sería bueno  tratar de entender un poquito a la otra persona, porque lo hizo, bajo que circunstancia, en fin, pensemos que nosotros tampoco somos perfectos y también cometemos errores.

Acuérdate que con la vara que midas, serás medido…

**********

El peso del rencor

El tema del día era El Resentimiento y el maestro nos había pedido que lleváramos papas y una bolsa de plástico.
Ya en clase elegimos una papa por cada persona a la que guardábamos resentimiento. Escribimos su nombre en ella y la pusimos dentro de la bolsa. Algunas bolsas eran realmente pesadas. El ejercicio consistía en que durante una semana lleváramos con nosotros a todos lados esa bolsa de papas. Naturalmente la condición de las papas se iba deteriorando con el tiempo. El fastidio de acarrear esa bolsa en todo momento me mostró claramente el peso espiritual que cargaba a diario y como, mientras ponía mi tensión en ella para no olvidarla en ningún lado, desatendía cosas que eran más importantes para mí. Todos tenemos papas pudriéndose en nuestra “mochila” sentimental. Este ejercicio fue una gran metáfora del precio que pagaba a diario por mantener el resentimiento por algo que ya había pasado y no podía cambiarse. Me di cuenta que cuando hacia importantes los temas incompletos o las promesas no cumplidas me llenaban de resentimiento, aumentaba mi stress, no dormía bien y mi atención se dispersaba. Perdonar y dejarlas ir me llenó de paz y calma, alimentando mi espíritu. La falta de perdón es como un veneno que tomamos a diario a gotas pero que finalmente nos termina envenenando.
Muchas veces pensamos que el perdón es un regalo para el otro sin darnos cuenta que los únicos beneficiados somos nosotros mismos. El perdón es una expresión de amor. El perdón nos libera de ataduras que nos amargan el alma y enferman el cuerpo.
No significa que estés de acuerdo con lo que pasó, ni que lo apruebes.
Perdonar no significa dejar de darle importancia a lo que sucedió, ni darle la razón a alguien que te lastimó. Simplemente significa dejar de lado aquellos pensamientos negativos que nos causaron dolor o enojo. El perdón se basa en la aceptación de lo que pasó. La falta de perdón te ata a las personas con el resentimiento.
Te tiene encadenado. La falta de perdón es el veneno más destructivo para el espíritu ya que neutraliza los recursos emocionales que tienes. El perdón es una declaración que puedes y debes renovar a diario. Muchas veces la persona más importante a la que tienes que perdonar es a ti mismo por todas las cosas que no fueron de la manera que pensabas. “La declaración del Perdón es la clave para liberarte”. ¿Con qué personas estas resentido? ¿A quiénes no puedes perdonar? ¿Tú eres infalible y por eso no puedes perdonar los errores ajenos? Perdona para que puedas ser perdonado, recuerda que con la vara que mides, serás medido…

 “Aliviana tu carga y estarás más libre para moverte hacia tus objetivos”.

Con el Cariño de siempre. Nilda

El vaso con agua…

Buenas tardes mis queridos lectores

Espero que se encuentren muy bien para poder leer la hermosa lectura que hoy les traigo y la cual podremos meditar un poco. No se trata de si el vaso esta medio lleno o medio vacío sino ….. mejor descúbranlo ustedes…

**********

El vaso con agua…

Un psicólogo en una sesión grupal levanto un vaso con agua, todo el mundo esperaba la típica pregunta: El vaso esta medio lleno o medio vacío?

Sin embargo, pregunto:

Cuánto pesa el vaso?

Las respuestas variaron entre 200 y 250 gramos.

El psicólogo respondió: El peso absoluto no es importante, depende de cuánto tiempo lo sostengo. Si lo sostengo por 1 minuto no es problema, si lo sostengo una hora me dolerá el brazo, si lo sostengo 1 día mi brazo se entumecerá y paralizara. El peso del vaso no cambia, pero cuanto más tiempo lo sujeto más pesado y más difícil de  soportar se vuelve.

Y continuo: Las preocupaciones son como el vaso con agua. Si piensas en ellas un rato no pasa nada. Si piensas un poco mas empiezan a doler y si piensas en ellas todo el día acabas sintiéndote paralizado, incapaz de hacer nada.

Acuérdate de soltar el vaso.

**********

Cuantas veces sostenemos en nuestras manos problemas que podríamos dejar en la mesa y vivir más tranquilos. Generalmente todo lo que pensamos en el instante en que le damos vuelta al problema, nunca pasa. Demos tiempo a las cosas y ya verán como Dios nos pone en el camino la mejor solución.

Soltemos los vasos y vivamos más livianos…

Con cariño Nilda

Temores

Muy buen día mis queridos lectores
Hoy quiero compartir con ustedes un hermoso texto de Ernest Hemingway ( Oak Park, Illinois, 21 de julio de 1899) sobre los temores en la vida y cómo enfrentarlos. Fue un escritor y periodista estadounidense, y uno de los principales novelistas y cuentistas del siglo XX. Hemingway escribió la mayor parte de su obra entre mediados de 1920 y mediados de 1950. Ganó el Premio Pulitzer en 1953 por El viejo y el mar y al año siguiente el Premio Nobel de Literatura por su obra completa. Publicó siete novelas, seis recopilaciones de cuentos y dos ensayos.
Leamos juntos…

                                                            **********
Temores
 Temía estar solo, hasta que aprendí a quererme a mí mismo.
 Temía fracasar, hasta que me di cuenta que únicamente fracaso cuando no lo intento.
 Temía lo que la gente opinara de mí, hasta que me di cuenta que de todos modos opinan.
 Temía que me rechazaran, hasta que entendí que debía tener fe en mí mismo.
 Temía al dolor, hasta que aprendí que este es necesario para crecer.
 Temía a la verdad, hasta que descubrí la fealdad de las mentiras.
 Temía a la muerte, hasta que aprendí que no es el final, sino más bien el comienzo.
 Temía al odio, hasta que me di cuenta que no es otra cosa más que ignorancia.
 Temía al ridículo, hasta que aprendí a reírme de mi mismo.
 Temía hacerme viejo, hasta que comprendí que ganaba sabiduría día a día.
 Temía al pasado, hasta que comprendí que es solo mi proyección mental y ya no puede herirme más.
 Temía a la oscuridad, hasta que vi la belleza de la luz de una estrella.
 Temía al cambio, hasta que vi que aun la mariposa más hermosa necesitaba pasar por una metamorfosis antes de volar.

Hagamos que nuestras vidas cada día tengan más vida y
si nos sentimos desfallecer no olvidemos que al final siempre hay algo más…
Con mucho cariño. Nilda

Emergencia

Muy Buenos días.

          En este mundo actual y siguiendo las noticias, siempre nos aconsejan que tengamos preparado un bolso de emergencia y tienen razón, pero acá les sugiero como preparar un pequeño botiquín “especial” para que lo podamos llevar a todos lados con nosotros…

**********

Botiquín de Emergencia

      Todos necesitamos un botiquín de emergencia con el siguiente contenido:

  • Unas gafas
  • Una goma elástica
  • Una venda
  • Un lápiz
  • Hilo
  • Goma de borrar
  • Un besito de chocolate
  • Una bolsita de te

Tú te preguntaras para que sirven todos estos ingredientes!

LAS GAFAS: Son para ver las cualidades de la gente que nos rodea.

LA GOMA ELASTICA: Para recordarte de ser flexible cuando la gente o las cosas no son como desearíamos.

LA VENDA: Para curar los sentimientos heridos, tanto los nuestros como los de los demás.

EL LAPIZ: Para anotar todo lo bueno que recibimos cotidianamente.

LA GOMA: Para recordarnos que cada uno de nosotros cometemos errores y así tenemos ocasiones de borrarlos.

EL HILO: Para atar a las personas que realmente son importantes en nuestra vida y que la rutina nos la puede hacer olvidar.

EL BESITO DE CHOCOLATE: Para recordarnos que todo el mundo necesita un besito, un mimo y una palabra tierna cada día.

LA BOLSITA DE TE: Porque al final del día podamos descansar, relajarnos y reflexionar.

                Que este botiquín pueda ser tu apoyo en caso de necesidad.

**********

“El secreto no es correr detrás de las mariposas…

Es cuidar el jardín para que ellas vengan hacia ti.”

(Mario Quintana)

Con el cariño de siempre. Nilda

El Rey

Como estan mis queridos lectores?

Para hoy elegi una leyenda donde nos muestra que por mas grande que sea un problema, nunca va a ser mas grande que nosotros y nuestra voluntad para solucionarlo.
Leamos con atencion la historia del LEON que por tener una actitud diferente frente al problema fue elegido EL REY…
*************
Eligiendo al rey

Los animales de la selva se reunieron a fin de elegir quien sería su rey, como ya sabemos, dicha responsabilidad fue otorgada al LEON, pero en esa oportunidad existían tres ejemplares de esa especie que estaban en condiciones de asumir la responsabilidad.¿A cuál de ellos debemos rendir obediencia? ¿Cuál de ellos deberá ser nuestro Rey?

Los tres leones supieron de la reunión y comentaron entre si. Es verdad, la preocupación de los animales tiene mucho sentido. Una selva no puede tener 3 reyes. Luchar entre nosotros no queremos ya que somos muy amigos… Necesitamos saber cual será el elegido, pero, ¿Cómo descubrirlo?

Otra vez los animales se reunieron y después de mucho deliberar, llegaron a una decisión y se la comunicaron a los 3 leones:
Encontramos una solución muy simple para el problema, y decidimos que Uds. tres van a escalar la Montaña Difícil, el que llegue primero a la cima será consagrado nuestro Rey.
La Montaña Difícil era la mas alta de toda la selva. El desafío fue aceptado y todos los animales se reunieron para asistir al gran acontesimiento.

El primer león intentó escalar y no pudo llegar. El segundo empezó con todas las ganas, pero, también fue derrotado. El tercer león tampoco lo pudo conseguir y bajó derrotado.
Los animales estaban impacientes y curiosos; si los 3 fueron derrotados, ¿Cómo elegirían un rey? En este momento, un águila, grande en edad y en sabiduría, pidió la palabra:

¡Yo sé quien debe ser el rey!

Todos los animales hicieron silencio y la miraron con gran expectativa. ¿Cómo? Preguntaron todos.
Es simple… dijo el águila. Yo estaba volando bien cerca de ellos y cuando volvían derrotados por la Montaña Difícil escuché lo que cada uno dijo a la Montaña.
El primer león dijo: – ¡Montaña, me has vencido!
El segundo león dijo: – ¡Montaña, me has vencido!
El tercer león dijo: – ¡Montaña, me has vencido, por ahora…!
porque ya llegaste a tu tamaño final y yo todavía estoy creciendo.

La diferencia, completó el águila, es que el tercero león tuvo una actitud de vencedor cuando sintió la derrota en aquel momento, pero no desistió y quien piensa así, su persona es más grande que su problema: él es el rey de si mismo, está preparado para ser rey de los demás.
Los animales aplaudieron entusiasmadamente al tercer león que fue coronado El Rey de los animales.

Moraleja: No tiene mucha importancia el tamaño de las dificultades o problemas que tengas. Tus problemas, por lo menos en la mayor parte de las veces, ya llegaron al nivel máximo, pero no tú. Tú todavía estás creciendo y eres más grande que todos tus problemas juntos. Todavía no llegaste al límite de tu potencial y de tu excelencia. La Montaña de las dificultades tiene un tamaño fijo y limitado.

¡TU TODAVIA ESTAS CRECIENDO!

Con el carino de siempre. Nilda

Anteriores Entradas antiguas