Aprenderás…

Muy buenos dias mis queridos lectores, hoy quiero compartir con ustedes un interesante fragmento escrito por Jorge L. Borges, escritor argentino y es conciderado una de las mas grandes figuras de la literatura española del siglo XX.

Los niños viven el dia, disfrutan sin preocuparse, son inoscentes pero cuando crecen se enfrentan a la realidad de la vida y es en ese momento cuando tenemos que tomar la decisión de cómo enfrentarla. Decidimos vivirla negativamente, preocupandonos por todo y arriesgando nuestra salud o decidimos aprender de todos los acontecimientos y enfocarnos solo en lo positivo.

Leamos juntos y meditemos lo que Borges nos dejo como una gran herencia…

**************************************

Aprenderás…
Por Jorge Luis Borges

Después de algún tiempo aprenderás la sutil diferencia entre sostener una mano y encadenar un alma, y aprenderás que amar no significa apoyarse, y que compañía no siempre significa seguridad. Comenzarás a aprender que los besos no son contratos, ni los regalos son promesas…

Aprenderás que con la misma severidad conque juzgas, también serás juzgado y en algún momento condenado.

Aprenderás que no importa en cuantos pedazos tu corazón se partió, el mundo no se detiene para que lo arregles. Aprenderás que es uno mismo quien debe cultivar su propio jardín y decorar su alma, en vez de esperar que alguien le traiga flores.

Comenzarás a aceptar tus derrotas con la cabeza alta y la mirada al frente, con la gracia de una mujer y no con la tristeza de un niño y aprenderás a construir hoy todos tus caminos, porque el terreno de mañana es incierto para los proyectos, y el futuro tiene la costumbre de caer en el vacío.

Después de un tiempo aprenderás que el sol quema si te expones demasiado. Aceptarás incluso que las personas buenas podrían herirte alguna vez y necesitarás perdonarlas.

Aprenderás que hablar puede aliviar los dolores del alma. Descubrirás que lleva años construir confianza y apenas unos segundos destruirla y que tu también podrás hacer cosas de las que te arrepentirás el resto de la vida.

Aprenderás que las nuevas amistades continúan creciendo a pesar de las distancias y que no importa que es lo que tienes, sino a quien tienes en la vida y que los buenos amigos son la familia que nos permitimos elegir.

Aprenderás que no tenemos que cambiar de amigos, si estamos dispuestos a aceptar que los amigos cambian.

Descubrirás que muchas veces tomas a la ligera a las personas que más te importan y por eso siempre debemos decir a esas personas que las amamos porque nunca estaremos seguros de cuando será la última vez que las veamos.

Aprenderás que las circunstancias y el ambiente que nos rodea tienen influencia sobre nosotros, pero nosotros somos los únicos responsables de lo que hacemos. Comenzarás a aprender que no nos debemos comparar con los demás, salvo cuando queramos imitarlos para mejorar.

Descubrirás qué se lleva mucho tiempo para llegar a ser la persona que quieres ser, y que el tiempo es corto. Aprenderás que no importa a donde llegaste, sino a donde te diriges. Aprenderás que si no controlas tus actos ellos te controlaran y que ser flexible no significa ser débil o no tener personalidad, porque no importa cuan delicada y frágil sea una situación: siempre existen dos lados. Aprenderás que héroes son las personas que hicieron lo que era necesario enfrentando las consecuencias. .. Aprenderás que la paciencia requiere mucha práctica.

Descubrirás que algunas veces, la persona que esperas que te patee cuando te caes, tal vez sea una de las pocas que te ayuden a levantarte. Madurar tiene más que ver con lo que has aprendido de las experiencias, que con los años vividos.
Aprenderás que hay mucho más de tus padres en ti de lo que supones. Aprenderás que nunca se debe decir a un niño que sus sueños son tonterías, porque pocas cosas son tan humillantes y seria una tragedia si lo creyese, porque le estarás quitando la esperanza. Aprenderás que cuando sientes rabia, tienes derecho a tenerla, pero eso no te da el derecho de ser cruel.

Descubrirás que sólo porque alguien no te ama de la forma que quieres, no significa que no te ame con todo lo que puede, porque hay personas que nos aman, pero que no saben como demostrarlo. .. No siempre es suficiente ser perdonado por alguien, algunas veces tendrás que aprender a perdonarte a ti mismo.

Si algo he aprendido en la vida, es que la mentira se pone en contra de quien la inventa.

************************************
Me despido con esta hermosa frase…

“Después de algún tiempo aprenderás la sutil diferencia entre

sostener una mano y encadenar un alma”

Con mucho cariño Nilda.

Tiempo

Como están mis queridos lectores?

Espero que muy bien y disfrutando de este hermoso día. Ya saben que en mi cofre de tesoros cada vez que lo abro encuentro relatos preciosos, como este que les voy a regalar.

Habla del Tiempo, y que es el tiempo? Bueno según los diccionarios: El tiempo es una magnitud física con la que medimos la duración o separación de acontecimientos, sujetos a cambio, de los sistemas sujetos a observación; esto es, el período que transcurre entre el estado del sistema cuando éste presentaba un estado X y el instante en el que X registra una variación perceptible para un observador (o aparato de medida).

Está un poquito complicada, yo sé, por eso les traje este fragmento para que veamos las cosas desde otro punto de vista.

Leamos Juntos….

**********

Tiempo

Si tú crees que no te alcanza el tiempo, puedes estar seguro de que no estás aprovechándolo  bien y en forma ordenada el tiempo que sí tienes. Organiza bien las cosas que tienes que hacer, organiza tus prioridades y verás que sí te alcanza el tiempo para lo que, de verdad, quieres hacer”.

Nos alivia pensar que nuestros hijos vivirán durante toda nuestra vida, que los amigos estarán a nuestro lado hasta el final… que todos los embarazos llegarán a término, que todos los bebés nacerán sanos, y vivirán por  muchos años.

Nos empeñamos en jurarnos amor para toda la vida, aun sabiendo que es sólo una expresión de deseos…

En el amor, como en la vida, los “siempre”, los “para toda la vida”, los
“nunca”, nos calman… nos eximen de pensar en lo peor, en la muerte, en los imprevistos, en el dolor, en la injusticia, en los imponderables… Y cuando las cosas no salen como hubiéramos querido, siempre podemos culpar a Dios, al destino, a la mala suerte…

Lo cierto es que la vida se maneja bien distinto… nos sobresalta, nos
confunde, nos enoja, nos cambia los planes, y cuando nos acostumbramos, nos lo vuelve a cambiar. Y que, a la larga, cuando miramos para atrás, cada cosa fue para mejor. Claro, si lo sabemos ver…

Tal vez debiéramos vivir con más entrega, con más ingenuidad, con menos exigencia… Tal vez debiéramos entender que las personas, las situaciones, están en nuestras vidas por algo, y que a veces la sutil presencia de otro es suficiente para un gran aprendizaje, para un gran cambio.

 No son mejores las amistades que duran toda la vida, que aquellas que duran solamente unos días…
No son mejores las relaciones para siempre, que aquellas fugaces, que pueden cambiarnos la vida… La intensidad no tiene relación con la permanencia en el tiempo…

Nada es para siempre, y cuando podamos comprender eso, entenderemos que cada momento vivido con alguien, cada instante sutil de la vida, tiene un mensaje para darnos algo, y que a veces bastan unos pocos segundos para captar el mensaje, y seguir nuestro camino, o dejar libre al otro para que siga el suyo…

Claro que es lindo tener amigos de toda la vida, relaciones intensas y
duraderas. A veces tenemos el privilegio de contar con ellas. Pero otras veces, el roce es fugaz, casi imperceptible. A veces ni nos cuestionamos para qué tuvo que pasarnos esto en la vida.

He aprendido que cuando uno da lo mejor de sí, y toma lo que la vida, o la otra persona tiene para dar, puede seguir su camino en paz, sabiendo que el contacto ha sido posible, y que algo bueno saldrá de ello. Y fundamentalmente, podemos dejar que el otro también se vaya en paz… sin reclamos, sin culpas, sin rencores…
Cada segundo puede ser una eternidad… de hecho, la Eternidad, no es más que una sucesión de instantes…

 

**********

El ahora es un regalo y

Por eso se llama PRESENTE, aprovechémoslo.

 

 Con el cariño de siempre. Nilda

Energia…

Como están mis queridos lectores?

                Espero que muy bien. Encontré este artículo de DALAI LAMA, (de la palabra mongola Dalai, «océano», y de la tibetana lama, «maestro espiritual» o «gurú») es el título que obtiene el dirigente del Gobierno tibetano en el exilio y el líder espiritual del lamaísmo o budismo tibetano antes de la invasión china. El actual Dalái Lama es Tenzin Gyatso (6 de julio de 1935).

En 1989 el Dalai Lama recibió el Premio Nobel de la Paz. Por este hecho adquirió mayor notoriedad mundial. Fue sujeto de varias películas filmadas en Hollywood, como Siete años en el Tíbet, Kundun, y numerosos documentales y programas de televisión. Tras la muerte del Dalái Lama, el Panchen Lama se encarga de reconocer su reencarnación o tulku (por lo general es un niño) mediante las señales establecidas y éste pasa a ser el nuevo Dalái Lama. A su vez, el Dalái Lama debe reconocer a la reencarnación del Panchen Lama tras la muerte de éste. Tradicionalmente, el Dalái Lama ha sido el líder espiritual y temporal del Tíbet. También es el líder espiritual de todos los seguidores del lamaísmo o budismo tibetano, El Dalái Lama era a su vez, el jefe supremo de una monarquía feudal teocrática absolutista, que duró hasta la invasión del Tíbet por parte de China en 1950. Los Lamas eran considerados como parte de la élite dentro del sistema de organización feudal de la sociedad tibetana.

Por esta razón quiero compartir con ustedes este artículo, el cual me pareció muy interesante…

**********

“LOS 10 LADRONES DE TU ENERGÍA” 

1- Deja ir a personas que sólo llegan para compartir quejas, problemas, historias desastrosas, miedo y juicio de los demás. Si alguien busca un cubo para echar su basura, procura que no sea en tu mente.

 2- Paga tus cuentas a tiempo. Al mismo tiempo cobra a quién te debe o elige dejarlo ir, si ya es imposible cobrarle.

 3- Cumple tus promesas. Si no has cumplido, pregúntate por qué tienes resistencia. Siempre tienes derecho a cambiar de opinión, a disculparte, a compensar, a re-negociar y a ofrecer otra alternativa hacia una promesa no cumplida; aunque no como costumbre. La forma más fácil de evitar el no cumplir con algo que no quieres hacer, es decir NO desde el principio.

 4- Elimina en lo posible y delega aquellas tareas que no prefieres hacer y dedica tu tiempo a hacer las que sí disfrutas.

 5- Date permiso para descansar si estás en un momento que lo necesitas y date permiso para actuar si estás en un momento de oportunidad.

 6- Tira, recoge y organiza, nada te toma más energía que un espacio desordenado y lleno de cosas del pasado que ya no necesitas.

 7- Da prioridad a tu salud, sin la maquinaria de tu cuerpo trabajando al máximo, no puedes hacer mucho. Tómate algunos descansos.

 8- Enfrenta las situaciones tóxicas que estás tolerando, desde rescatar a un amigo o a un familiar, hasta tolerar acciones negativas de una pareja o un grupo; toma la acción necesaria.

 9- Acepta. No es resignación, pero nada te hace perder más energía que el resistir y pelear contra una situación que no puedes cambiar.

 10-Perdona, deja ir una situación que te esté causando dolor, siempre puedes elegir dejar el dolor del recuerdo.

 DALAI LAMA

**********

Por qué no lo ponemos en práctica a ver cómo nos va???

Acuérdense de compartir su importante opinión.

Con Cariño. Nilda

La enseñanza…

Buenos días mis queridos lectores

          Es increíble como observando la naturaleza podemos sacar ejemplos de cómo seguir adelante con nuestros problemas, si, en este caso observando a las hormigas me di cuenta que las cargas, de las cuales nos quejamos día a día, son solo un escalón para seguir subiendo la escalera de la vida.

          Leamos esta historia verdadera en la cual una pequeña hormiga nos enseña cómo seguir nuestro camino a pesar de las dificultades…

**********

El ingenio de una hormiga

                Hace un tiempo me puse a observar detenidamente la vida de las hormigas, y confieso que quede asombrada al verlas trabajar con tanto orden y empeño. Pero una hormiga en particular atrajo mi atención. Negra y de tamaño mediano, la hormiga llevaba como carga una pajita que era seis veces más larga que ella misma.

                Después de avanzar casi un metro con semejante carga, llego a una especie de grieta, estrecha pero profunda, formada entre dos grandes piedras. Probo cruzar de una manera y de otra, pero todo su esfuerzo fue en vano. Hasta que por fin la hormiguita hizo lo insólito.

                Con toda habilidad apoyo los extremos de la pajita en un borde y otro de la grieta y así se construyó su propio puente, sobre el cual pudo atravesar el abismo.  Al llegar al otro lado, tomo nuevamente su carga y continuó su esforzado viaje sin inconvenientes.

                La hormiga supo convertir su carga en un puente, y así pudo continuar su viaje. De no haber tenido esa carga, que bien pesada era para ella, no habría podido avanzar en su camino…

                ¿Captamos la moraleja?

                Cuantas veces nos quejamos por los problemas, las cargas y las pruebas que debemos soportar! Pero sin darnos cuenta, esas mismas cargas –bien tomadas- pueden convertirse en puentes y peldaños que nos ayudan a triunfar.

                Una deficiencia cardiaca hizo de un médico un famoso cardiólogo; el impedimento físico convirtió al joven en un gran escritor; la timidez del estudiante lo llevo a ser un destacado investigador. Cuantos otros ejemplos podríamos mencionar! Todos para mostrar la misma verdad; que con frecuencia debemos padecer males para disfrutar luego de los mayores premios; que debemos llevar con valor nuestras cargas para luego convertirlas en puentes de éxito y prosperidad.

                ¿Estas soportando en este momento algún problema o adversidad? Recuerda que nada conseguirás quejándote o angustiándote. Confía en Dios, El no permitirá que la prueba te aniquile, más bien te dará fuerzas para seguir con valor y lograr mayores alturas.

 

“A la cima no se llega superando a los demás

Sino superándose a sí mismo.”

Con Cariño. Nilda

 

Calidad

Como están mis queridos lectores?

Hoy quiero hablarles de la “calidad Humana”, en esta época todos hablan de la calidad de productos, de la calidad de procesos, calidad de servicios, calidad de sistemas… pero muy poca gente habla de calidad humana. Calidad de vida… y sin ella, todo lo demás es apariencia, sin fundamento.

Hablar de calidad humana, es cuidar nuestros vínculos con los demás. Necesitamos rehacer nuestros vínculos humanos. De nada sirve trabajar de sol a sol en un lugar donde no tenemos amigos y llegar cansados a un hogar en el que nadie se interesa en saber cómo nos fue.

¿Para qué trabajar tanto si nos sentimos solos? Es triste leer un libro y no tener a alguien con quien comentarlo, es doloroso sentirse preocupado y no contar con una persona a quien abrirle el corazón.

De nada vale estar al frente de una cancha de tenis, de futbol o frente a un juego de salón si no  tenemos con quien jugar, con quien disfrutar ese momento. ¿Para qué tener lo que no se puede compartir? Ni las cosas, ni el dinero poseen valor intrínseco. El valor de lo material está en su aplicación, en el servicio a alguien más o la convivencia con alguien más.

La belleza de tener está en compartir. La magia de luchar por una prosperidad económica, estriba ni más ni menos, en poder ver sonreír a alguien a quien le damos el privilegio de disfrutar lo que ganamos. Eso es parte de la naturaleza humana: dar, convivir, amar, servir… ayudar.

En muchas ocasiones estamos asustados, asustados de lo que tal vez no podamos hacer; asustados de lo que pensaría la gente si tratamos. Permitimos que nuestros miedos se interpongan en nuestros sueños.

Decimos no, cuando queremos decir sí. Murmuramos cuando queremos gritar y después… después gritamos a quien no teníamos que hacerlo. ¿Por qué?

Después de todo cruzamos por esta vida una sola vez, no hay tiempo para tener miedo. Así que intenta… Intenta aquello que no has hecho, arriésgate, participa en el maratón, escribe aquella carta, enfréntate como ganador a las cosas cotidianas.

Baila, habla en contra de lo que no te gusta, visita pueblos que no conozcas, da ese beso que te provoca, no te quedes con el abrazo contenido ni la risa escondida, llámale y dile cuanto quieres a esa persona.

El tiempo no regresa.

No tienes nada que perder y todo…

¡Todo que ganar!

Con cariño. Nilda

Anteriores Entradas antiguas