Kintsugi (金継ぎ)

Muy Buenos dias mis queridos lectores

Espero que muy bien, hoy es un dia hermoso y por eso quiero compartir con ustedes algo que me parecio bastante interesante.

Descubri, por casualidad en el internet, que los japoneses tienen una tecnica milenaria para reparar objetos de ceramica rotos con resina del arbol de la laca y polvo de oro. La tecnica se llama kintsugi (traducido seria “carpintería de oro”)

La historia del kintsugi comienza a finales del siglo XV cuando el shōgunAshikaga Yoshimasa envió a reparar a China uno de sus tazones de té favoritos. El tazón volvió arreglado pero con unas feas grapas de metal que le hacían inservible y tosco. El resultado no le gusto al general, por lo que busco artesanos japoneses que dieran con una mejor solución, desarrollando así una nueva forma de reparar cerámicas. Esta tecnica hace que antiguas vasijas pegadas sean aún más valoradas que las que nunca se han roto, destacando asi sus defectos y acentuando sus grietas para hacerlas lucir aun mas bellas.

Entonces me hizo pensar que pasaria si los seres humanos hicieramos lo mismo con nuestras heridas???…

Que pasaria si trataramos de cocer esas heridas, causadas por otras personas, con hilos de oro envueltos en amor y comprencion???

No seria mas facil la vida????

Si!!!!! Ya se lo que estan pensando, “hay heridas que no se pueden perdonar, me hirieron en lo mas profundo de mi alma”.

Ahora pensemos, que pasaria si esa persona que nos hizo tanto daño y que aun asi queremos, dejara de existir, porque Dios asi lo decidio? Nos quedariamos con esa angustia de no haber arreglado las cosas por orgullo, la tristeza de no haber intentado cambiar esa situacion.

Como te sentirias??? Piensalo…

Cada persona es como es, si nosotros fueramos menos egoistas y trataramos de comprender a nuestro projimo, la vida seria mas sencilla.

Meditemos a cerca de esta tecnica que nos puede ayudar en la vida cotidiana, ya vieron no solo arregla el jaron sino que une las piezas con mas fuerza destacando asi sus defectos.

Me voy a despedir con una hermosa frase:

“Perdona a quien te lastime, no porque lo merezca;

Sino porque tu no mereces cargar odio en tu Corazon.”

Que tengan un lindo dia.

Nilda

LA LEYENDA DEL HILO ROJO

Buenos días mis queridos lectores

Hoy quiero compartir con ustedes una hermosa leyenda japonesa, la cual la leí en un portal que se llama “La ley de atracción”. Básicamente se trata de lo que algunos llamamos: encontrar a nuestra media naranja…

**********

La leyenda del hilo Rojo

 Los japoneses tienen la creencia de que las personas predestinadas a conocerse se encuentran unidas por un hilo rojo atado al dedo meñique. Es invisible y permanece atado a estas dos personas a pesar del tiempo, del lugar, de las circunstancias…El hilo puede enredarse o tensarse, pero nunca puede romperse.

Esta leyenda surge cuando se descubre que la arteria ulnar conecta el corazón con el dedo meñique. Al estar unidos por esa arteria se comenzó a decir que los hilos rojos del destino unían los meñiques con los corazones; es decir, simbolizaban el interés compartido y la unión de los sentimientos.

Una de las leyendas sobre este hilo rojo cuenta que un anciano que vive en la luna, sale cada noche y busca entre las almas aquellas que están predestinadas a unirse en la tierra, y cuando las encuentra las ata con un hilo rojo para que no se pierdan.

Pero la leyenda más popular y la que se recita en casi todos los hogares japoneses a los niños y jóvenes es esta:

“Hace mucho tiempo, un emperador se enteró de que en una de las provincias de su reino vivía una bruja muy poderosa que tenía la capacidad de poder ver el hilo rojo del destino y la mando traer ante su presencia.

Cuando la bruja llegó, el emperador le ordeno que buscara el otro extremo del hilo que llevaba atado al meñique y lo llevara ante la que sería su esposa; la bruja accedió a esta petición y comenzó a seguir y seguir el hilo. Esta búsqueda los llevo hasta un mercado en donde una pobre campesina con una bebe en los brazos ofrecía sus productos.

Al llegar hasta donde estaba esta campesina, se detuvo frente a ella y la invito a ponerse de pie e hizo que el joven emperador se acercara y le dijo : “Aquí termina tu hilo” , pero al escuchar esto , el emperador enfureció creyendo que era una burla de la bruja , empujo a la campesina que aun llevaba a su pequeña bebe en los brazos y la hizo caer haciendo que la bebe se hiciera una gran herida en la frente , ordeno a sus guardias que detuvieran a la bruja y le cortaran la cabeza.

Muchos años después, llego el momento en que este emperador debía casarse y su corte le recomendó que lo mejor era que desposara a la hija de un general muy poderoso. Aceptó y llegó el día de la boda y el momento de ver por primera vez la cara de su esposa, la cual entro al templo con un hermoso vestido y un velo que la cubría totalmente.

Al levantarle el velo vio por primera vez que este hermoso rostro… tenía una cicatriz muy peculiar en la frente.”

**********

“Un beso sacudió mi boca

Y aun me tiembla el recuerdo”

Con todo Cariño. Nilda

Acciones

Muy buenos días mis queridos lectores

“No eres responsable de la cara que tienes,

Eres responsable de la cara que pones.”

Que les parece esta frase? Bueno tiene mucho que ver con la leyenda que les traigo, y espero que les guste. Los invito a leer…

**********

El reflejo de tus actos

                Cuenta la leyenda que hace tiempo en un pequeño y lejano pueblo, había una casa abandonada.

                Cierto día, un perrito buscando refugio del sol, logro meterse por un agujero de una de las puertas de dicha casa. El perrito subió lentamente las viejas escaleras de madera, al terminar de subirlas se topó con una puerta semi-abierta y lentamente entro en el cuarto.

                Para su sorpresa se dio cuenta que dentro de ese cuarto habían 1000 perritos más, observándolo tan fijamente como el los observaba a ellos. El perrito comenzó a mover la cola y a levantar sus orejitas poco a poco. Los 1000 perritos hicieron lo mismo. Posteriormente sonrió y le ladro alegremente a uno de ellos. El perrito se quedó sorprendido al ver que los 1000 perritos también le sonreían y ladraban alegremente con él.

                Cuando el perrito salió del cuarto se quedó pensando para sí mismo: “Que lugar tan agradable… voy a venir más seguido a visitarlo.”

                Tiempo después, otro perrito callejero entro al mismo sitio y encontró el mismo cuarto. Pero a diferencia del primero, este perrito al ver a los otros 1000 perritos del cuarto se sintió amenazado ya que lo estaban mirando de manera agresiva. Posteriormente empezó a gruñir y obviamente todos los perritos le gruñeron a él. Comenzó a ladrarles ferozmente y los 1000 perritos le ladraron a él.

                Cuando este perrito salió del cuarto pensó: “Que lugar tan horrible este… nunca más volveré a entrar allí.”

                En frente de dicha casa se encontraba un viejo letrero que decía:

“La casa de los  1000 espejos”

“El reflejo de tus gestos y acciones es lo que proyectas ante los demás.”

Que Dios los bendiga. Nilda

El juicio

Como están mis queridos lectores

La historia que quiero compartir hoy es de un hombre al cual lo acusaban injustamente y lo querían condenar por algo que no había hecho, pero lo más curioso de la historia es que el nunca dejo de creer en sí mismo ni de luchar…

Leamos de qué se trata…

**************

 Cuenta una antigua leyenda que en la Edad Media un hombre muy virtuoso fue injustamente acusado de asesinato. El culpable era una persona muy influyente del reino, y por eso desde el primer momento se procuró hallar un chivo expiatorio para encubrirlo. El hombre fue llevado a juicio y comprendió que tendría escasas oportunidades de escapar a la horca. El juez, aunque también estaba confabulado, se cuidó de mantener todas las apariencias de un juicio justo. Por eso le dijo al acusado: “Conociendo tu fama de hombre justo, voy a dejar tu suerte en manos de Dios: escribiré en dos papeles separados las palabras ‘culpable’ e ‘inocente’. Tú escogerás, y será la Providencia la que decida tu destino”.
Por supuesto, el perverso funcionario había preparado dos papeles con la misma leyenda: “Culpable”.
La víctima, aun sin conocer los detalles, se dio cuenta de que el sistema era una trampa. Cuando el juez lo conminó a toma uno de los papeles, el hombre respiró profundamente y permaneció en silencio unos segundos con los ojos cerrados. Cuando la sala comenzaba ya a impacientarse, abrió los ojos y, con una sonrisa, tomó uno de los papeles, se lo metió a la boca y lo engulló rápidamente. Sorprendidos e indignados, los presentes le reprocharon.
—Pero, ¿qué ha hecho? ¿Ahora cómo diablos vamos a saber el veredicto?
—Es muy sencillo —replicó el hombre—. Es cuestión de leer el papel que queda, y sabremos lo que decía el que me tragué.
Con refunfuños y una bronca muy mal disimulada, debieron liberar al acusado, y jamás volvieron a molestarlo.

*************

“Nunca dejemos de luchar hasta el último momento. En momentos de crisis,

sólo la imaginación es más importante que el conocimiento”.
Albert Einstein

Con mucho cariño. Nilda

La vasija con rajaduras

Como están mis queridos lectores,

Hoy les traigo un hermoso cuento que escribió uno de los genios de la literatura Paulo Coelho (escritor brasilero). El escritor nos demuestra que no importa la edad que tengamos, lo que importa es saber descubrir y aprovechar nuestras cualidades  para hacer algo bueno.

Leamos este hermoso cuento con una gran moraleja:

***************

La vasija con rajaduras

                Cuenta la leyenda india que un hombre transportaba agua todos los días a su aldea usando dos grandes vasijas, sujetas en las extremidades de un pedazo de madera que colocaba atravesado sobre sus espaldas. 


Una de las vasijas era más vieja que la otra, y tenía pequeñas rajaduras; cada vez que el hombre recorría el camino hasta su casa, la mitad del agua se perdía. Durante dos años el hombre hizo el mismo trayecto. La vasija más joven estaba siempre muy orgullosa de su desempeño, y tenía la seguridad de que estaba a la altura de la misión para la cual había sido creada, mientras que la otra se moría de vergüenza por cumplir apenas la mitad de su tarea, aun sabiendo que aquellas rajaduras eran el fruto de mucho tiempo de trabajo.

 
Estaba tan avergonzada que un día, mientras el hombre se preparaba para sacar agua del pozo, decidió hablar con él:
-Quiero pedirte disculpas ya que, debido a mi largo uso, sólo consigues entregar la mitad de mi carga, y saciar la mitad de la sed que espera en tu casa.
El hombre sonrió y le dijo:
-Cuando regresemos, por favor observa cuidadosamente el camino.
Así lo hizo. Y la vasija notó que, por el lado donde ella iba, crecían muchas flores y plantas.
-¿Ves como la naturaleza es más bella en el lado que tú recorres? –comentó el hombre-. Siempre supe que tú tenías rajaduras, y resolví aprovechar este hecho. Sembré hortalizas, flores y legumbres, y tú las has regado siempre.

Ya recogí muchas rosas para adornar mi casa, alimenté a mis hijos con lechuga, col y cebollas. Si tú no fueras como eres, ¿cómo podría haberlo hecho?


“Todos nosotros, en algún momento, envejecemos y pasamos a tener otras cualidades.
Es siempre posible aprovechar cada una de estas nuevas cualidades para obtener un buen resultado”.
(Autor: Paulo Coelho. Publicado en “El Semanal”, nº 729.)

Pensemos en las cualidades que tenemos y pongamos manos a la obra.

Con el cariño de siempre. Nilda

Anteriores Entradas antiguas