HAY QUE SER POSITIVO…

Muy buenos días mis queridos lectores.

Hoy no quiero hacer ningún preámbulo, solo quiero compartir esta historia con ustedes, para darles ganas de ser positivos.

Leamos juntos…

**********

Cuando pienses que todo en la vida te va mal.

En cierta ocasión, durante una charla que un ingeniero daba ante un grupo de profesionales, le hicieron esta pregunta:
-¿Qué es lo más importante que ha hecho en su vida?
En mi calidad de ingeniero industrial, sabía que los asistentes deseaban escuchar anécdotas sobre mi trabajo, entonces les respondí:
-Lo más importante que he hecho en la vida, tuvo lugar el 8 de octubre de 1990.
Comencé el día jugando golf con un amigo al que no había visto en mucho tiempo. Entre jugada y jugada me contó que su esposa y él acababan tener un lindo bebe.
Mientras jugábamos, llego el padre de mi amigo, que consternado, le dijo que al bebe se lo habían llevado de urgencia al hospital.
En un instante, mi amigo se subió al auto de su padre y se marchó. Yo, por un momento, me quedé donde estaba, sin saber que debía hacer.
¿Seguir a mi amigo al hospital?
Mi presencia allí, me dije, no iba a servir de nada, pues la criatura estará al cuidado de médicos y enfermeras, y nada de lo que yo hiciera o dijera iba a cambiar las cosas.
¿Brindarle mi apoyo moral?
Eso, quizás, pero tanto él como su esposa provenían de familias numerosas, y sin duda estarían rodeados de parientes, que les ofrecerían el apoyo necesario.
Lo único que haría yo sería estorbar. Así que decidí ir más tarde al
hospital a visitar a mi amigo.
Al poner en marcha mi auto, me percaté que mi amigo había dejado su camioneta con las llaves puestas estacionada junto a las canchas, decidí pues, cerrar el auto e ir al hospital a entregarle las llaves.
Como supuse, la sala de espera estaba llena de familiares. No tardó en presentarse un médico, que se acerca a la pareja y, en voz baja les comunica que su bebé había fallecido.
Los padres se abrazaron y lloraron, mientras todos los demás los rodeamos  en medio del silencio y el dolor. Al verme mi amigo, se
refugió en mis brazos y me dijo:
-Gracias por estar aquí.
Durante el resto de la mañana, permanecí sentado en la sala de urgencias del hospital, viendo a mi amigo y a su esposa sostener en
brazos a su bebé  y despedirse de él.
-Esto es lo más importante que he hecho en mi vida, y aquella experiencia  me dejo tres enseñanzas:
Primera: lo más importante que he hecho en la vida, ocurrió cuando no había absolutamente nada que yo pudiera hacer. Nada de lo racional que aprendí en la universidad, ni en el ejercicio de mi profesión, me sirvió en  tales circunstancias. A dos personas les sobrevino una desgracia y lo único  que pude hacer fue acompañarlos y esperar. Pero estar allí era lo principal.
Segunda: aprendí que no solo se debe pensar, casi me olvido de sentir.
Tercera: aprendí que la vida puede cambiar en un instante. Así pues, hacemos planes y concebimos nuestro futuro como algo real, y olvidamos que perder el empleo, sufrir una enfermedad grave o un accidente y muchas de  otras cosas más, pueden alterar ese futuro en un abrir y cerrar de ojos.
Aprendí que ningún empleo compensa perderse unas vacaciones, romper con la pareja o pasar un día festivo lejos de la familia. Y aprendí que lo más importante  en la vida, no es ganar dinero, ni ascender en la escala social, ni recibir honores.
Lo más importante en la vida, es el tiempo que dedicamos a cultivar una amistad o un verdadero amor.
POR ESO A DIOS LE AGRADEZCO:

 

  •  Por mis hijos que NO limpian sus cuartos, pero están viendo la tele, porque significa que están en casa y no en las calles.

 

  • Por los rebajas en mi sueldo, porque significa que estoy
    trabajando.

 

  •  Por el desorden que tengo que limpiar después de una fiesta, porque significa que estuvimos rodeados de seres queridos.

 

  • Por las ropas que me quedan un poco ajustadas, porque significa que tengo más que suficiente para comer.

 

  •  Por mi sombra que me ve trabajar, porque significa que puedo ver salir  el sol.

 

  • Por las ventanas que necesito limpiar, cañerías que arreglar,
    porque significa que tengo una casa.

 

  • Por las quejas que escucho acerca del gobierno, porque significa que tenemos libertad de expresión.

 

  • Por los gritos de los chicos, porque significa que puedo oír.

 

  •  Por la ropa que tengo que lavar y planchar, porque significa que me puedo vestir.

 

  • Por el cansancio al final del día, porque significa que fui capaz
    de trabajar duro.

 

  •  Por el despertador que suena temprano todas las mañanas, porque significa que!!Estoy vivo!!.

 

  • Y finalmente, por la cantidad de mensajes que recibo, porque
    significa  que tengo amigas y amigos que piensan en mí.

 

“Cuando pienses que todo en la vida te va mal, lee esto otra vez”.

 

Con el cariño de siempre. Nilda

 

Cambiar…

Como están mis queridos lectores
En el internet encontré este pequeño pero interesante fragmento, escrito por “El club de los poetas muertos” el cual nos habla de los cambios y nos hace entender el proceso que se debe seguir cuando decidimos iniciar un cambio importante en nuestra vida. Los cambios son necesarios para convertirnos en mejores personas.
Leamos juntos…

**********
Cambiar

Cambiar, cambiar es un proceso que consume mucho tiempo, pues no es como quitarse la ropa y ponerse otra en un santiamén; tampoco es decir por decir que desde hoy se cambiará, cuando lo único que se puede lograr es darle honor a las excusas ante los demás, porque no se cambia ornamentando la forma, sino el fondo donde yacen fuertemente unidas las estructuras de muchas virtudes y muchos vicios. He ahí toda oposición a un cambio; he ahí donde se debe librar la guerra del yo versus yo, y fracturar el concreto o el acero de la costumbre y exorcizar aquellos demonios que azuzan el miedo a vivir cosas diferentes. No es gota a gota que el agua horada a la roca, sino su eterna y obstinada insistencia la que lo hace.
Cambiar, cambiar es una ardua tarea en reemplazar viejos esquemas muy arraigados dentro de nosotros mismos. Es en parte un largo viaje a nuestros abismos, sean infiernos o paraísos. Es verse como un escultor que con su firme voluntad ante una dura roca, va logrando darle una forma con su diminuto martillo y cincel.
Cambiar, cambiar no se trata de complacer a nadie en particular que suspira por que cambiemos. Es una locura complacer a todo el mundo en lo que anhela, sólo para que no nos marginen, o seamos tachados de antisocial bajo preceptos absurdos o sin fundamentos. ¿Y qué de nosotros? ¿Dónde quedan nuestros propios anhelos? ¿Todo ello plastilina en manos ajenas?
Cambiar, cambiar es nadar contra la corriente por tender o aproximarnos a un punto de equilibrio entre el todo y nosotros; y aunque jamás se llegaría a tal punto, en el transcurso y el esfuerzo por cambiar, se habrá aprendido mucho desde el inicio, adquiriendo gran experiencia y autodominio.
**********
“Cambiar tu forma de pensar no significa que has fracasado,
Sino que has evolucionado”

Con el cariño de siempre. Nilda

Amante…

Muy Buenos días mis queridos lectores

Les confieso que cuando recibí este texto de parte de una amiga y leí el titulo pensé que ella había enloquecido, pero igual atrajo mi atención y comencé a leerlo, cuando termine me di cuenta de que en realidad lo que todos necesitamos es un AMANTE.

También investigue un poco porque quería saber quién lo había escrito y acá les dejo un poco de su biografía…

Jorge Bucay (Buenos Aires, 30 de octubre de 1949) es un psicodramatista, terapeuta gestáltico y escritor argentino. Se graduó como profesor en 1973, en la Universidad de Buenos Aires, empezando su especialización en enfermedades mentales en el servicio de Interconsulta del Hospital Pirovano de Buenos Aires y en la Clínica Santa Mónica del partido bonaerense de Vicente López, completando su formación como terapeuta en Chile y en Estados Unidos. Se autodefine como “ayudador profesional” ya que, según él, mediante sus conferencias y sus libros procura ofrecer herramientas terapéuticas, para que cada quien sea capaz de sanarse a sí mismo.

Las obras de Jorge Bucay se han convertido en best sellers en España y en muchos países de habla hispana, como Venezuela, México, Uruguay, Costa Rica. Además, han sido traducidas a veintisiete lenguas. Algunas de las más relevantes son “Cartas para Claudia”, “Déjame que te cuente”, “Cuentos para pensar”, “Amarse con los ojos abiertos” y la novela “El candidato”, premiada en Torrevieja en el 2006. Bucay, asimismo, ha escrito una serie de libros que él denomina “Hojas de ruta”: “El camino de la auto dependencia”, “El camino del encuentro”, “El camino de las lágrimas” y “El camino de la felicidad”.

Leamos juntos y déjenme su comentario…

**********

HAY QUE BUSCARSE UN AMANTE

 Muchas personas tienen un amante y otras quisieran tenerlo. Y también están las que no lo tienen, o las que lo tenían y lo perdieron. Y son generalmente estas dos últimas, las que vienen a mi consultorio para decirme que están tristes o que tienen distintos síntomas como insomnio, falta de voluntad, pesimismo, crisis de llanto o los más diversos dolores.

 Me cuentan que sus vidas transcurren de manera monótona y sin expectativas, que trabajan nada más que para subsistir y que no saben en qué ocupar su tiempo libre. En fin, palabras más, palabras menos, están verdaderamente desesperanzadas.

 Antes de contarme esto ya habían visitado otros consultorios en los que recibieron la condolencia de un diagnóstico seguro:

 “Depresión” y la infaltable receta del antidepresivo de turno.

 Entonces, después de que las escucho atentamente, les digo que no necesitan un antidepresivo; que lo que realmente necesitan, ES UN AMANTE.

 Es increíble ver la expresión de sus ojos cuando reciben mi veredicto. Están las que piensan: ¡Cómo es posible que un profesional se despache alegremente con una sugerencia tan poco científica!. Y también están las que escandalizadas se despiden y no vuelven nunca más.

 A las que deciden quedarse y no salen espantadas por el consejo, les doy la siguiente definición:

 Amante es: “Lo que nos apasiona”. Lo que ocupa nuestro pensamiento antes de quedarnos dormidos y es también quien a veces, no nos deja dormir.

 Nuestro amante es lo que nos vuelve distraídos frente al entorno. Lo que nos deja saber que la vida tiene motivación y sentido.

 A veces a nuestro amante lo encontramos en nuestra pareja, en otros casos en alguien que no es nuestra pareja. También solemos hallarlo en la investigación científica, en la literatura, en la música, en la política, en el deporte, en el trabajo cuando es vocacional, en la necesidad de trascender espiritualmente, en la amistad, en la buena mesa, en el estudio, o en el obsesivo placer de un hobby…

 En fin, es “alguien” o “algo” que nos pone de “novio con la vida” y nos aparta del triste destino de durar.

 Y que es durar? – Durar es tener miedo a vivir. Es dedicarse a espiar como viven los demás, es tomarse la presión, deambular por consultorios médicos, tomar remedios multicolores, alejarse de las gratificaciones, observar con decepción cada nueva arruga que nos devuelve el espejo, cuidarnos del frío, del calor, de la humedad, del sol y de la lluvia.

 Durar es postergar la posibilidad de disfrutar hoy, esgrimiendo el incierto y frágil razonamiento de que quizás podamos hacerlo mañana.

 Por favor no te empeñes en durar, búscate un amante, se vos también un amante y un protagonista… de la vida

 Pensá que lo trágico no es morir, al fin y al cabo la muerte tiene buena memoria y nunca se olvidó de nadie.

 Lo trágico, es no animarse a vivir; mientras tanto y sin dudar, búscate un amante…

 La psicología después de estudiar mucho sobre el tema descubrió algo trascendental:

“Para estar contento, activo y sentirse feliz, hay que estar de novio con la vida”.

**********

Que les parecio? Un amante es algo o alguien que nos haga feliz, un hobby: coleccionar algo, cuidar plantas, escuchar música… lo que sea que nos haga sentir vivos.

Me encanto esta frase para meditar…

“Para estar contento, activo y sentirse feliz, hay que estar de novio con la vida”.

Con mucho cariño. Nilda

 

Valor…

Vales Muchísimo

Como están mis queridos lectores? Espero que muy bien.

¿Por qué llorar mientras voy caminando si otros ríen y no tienen pies?

¿No crees que sería bueno hacer un inventario de los bienes que has recibido para así vivir con mayor alegría y optimismo? ¿Por qué vivir pensando en el 10% de las cosas que nos hacen sufrir, y no recordar el 90% de las cosas que nos suceden bien?

  •        En tu cuerpo hay 800 mil millones de células trabajando continuamente y obrando todas en tu favor y en perfecta armonía.
  •        En tu cerebro tienes 13 mil millones de neuronas trabajando tan sabiamente a tu favor, que si las quisieras reemplazar por la máquina computadora más perfecta del mundo, esa máquina electrónica ocuparía el sitio de un edificio de setenta pisos de alto.
  •        Tienes un corazón que es una maravilla de la naturaleza. Bombea hora tras hora, 36 millones de latidos al año, año tras año. Despierto o dormido, impulsando la sangre a través de 100 mil kilómetros por venas y arterias, que llevan… más de 2 millones de litros de sangre al año.
  •        Tus pulmones son los mejores filtros del mundo. A través de 600 millones de alveolos purifican el aire que reciben y libran a tu cuerpo de desperdicios dañinos.
  •  En tus ojos, Dios ha depositado 100 millones de receptores que te permiten gozar de la magia de los colores, de luz, de la simpatía de las personas y de la majestad de la naturaleza.
  •        Eres una persona humana y el humano es el único SER que puede hablar, para calmar al airado, animar al abatido, estimular al cobarde y decir… Te Amo.
  •        En tus oídos hay 24 mil millones  de filamentos que vibran con el viento, con el reír de los niños, con la suave música de las orquestas, con el trepidar de las aguas espumantes y al escuchar las palabras amables de las personas que estimas.
  •        Te puedes mover, no eres un árbol amarrado a una pequeña porción de tierra. Puedes pasear, correr, bailar y hacer deportes. Para ello tienes 500 músculos, 200 huesos y 7.000 nervios, sincronizados para obedecerte y llevarte a donde quieras.
  •        Tu sangre es un formidable tesoro. Son apenas 4 litros pero allí hay 22 millones de células sanguíneas y en cada célula hay muchas moléculas y en cada molécula hay un átomo que oscila más de 10 millones de veces por segundo.
  •        Cada día mueren 2 millones de tus células y son reemplazadas por 2 millones más, en una resurrección que ha continuado desde el día que naciste.
  •        En tu cerebro hay 4 millones de estructuras sensibles al dolor, 500 mil detectores táctiles y 200 mil detectores de temperatura…

 

… Ahora pregúntate:

¿Crees que no vale la pena tu vida?

No solo con respecto a tu cuerpo, aplícalo también a los dones que posees, la familia que te ha tocado, las amistades de las cuales eres dichoso en poseer, las comodidades que disfrutas y hasta las oportunidades que se te han presentado. ¡No veas solo lo que te hace falta, agradece lo que ya tienes!

                Lo triste es que dedicamos mucho tiempo pensando en lo que nos falta y casi nunca nos detenemos a recordar y agradecer lo bueno que poseemos.

Has cuentas de tus bienes, y de tus alegrías también. No pierdas tiempo haciendo cuentas de tus males. Colecciona pensamientos alegres y optimistas, y no se te olvide alejar de tu mente esos cuervos asquerosos llamados “pensamientos pesimistas” y “recuerdos tristes”…

¿y sabes por qué?…

“PORQUE VALES MUCHISIMO”

Nunca lo olvides…

“VALES MUCHISIMO”

Con mucho Cariño. Nilda

 

Como seguir sonriendo…

Mis queridos lectores:

En este artículo te voy a enseñar una serie de consejos para que disfrutes y sonrías todos los días de tu vida.

En esta época donde tenemos tantos problemas, los noticieros son cada vez más negativos y tenemos que trabajar más para llegar a fin de mes; nos olvidamos de nuestro bienestar, nos olvidamos que la sonrisa es luz, que es contagiosa, que si nosotros sonreímos los demás lo harán también y así lograremos un ambiente, tanto en el trabajo como en el hogar, más agradable y nuestros hijos se sentirán con ganas de volver a casa.

12 maneras de seguir sonriendo

1.- Aférrate a tus sueños, y no los abandones jamás!!!

2.- Muéstrale al mundo lo maravilloso que eres.

3.- Confía en las posibilidades de la vida, y no te apresures a juzgar a los demás.

4.- Confía en la estrella que brilla en tu cielo.

 5.- Encara tus problemas uno  por uno para vencerlos.

6.- Confía en toda tu fuerza interior.

7.- Muestra al mundo la luz secreta de tu alma.

8.- No huyas de aquellos que traen amor a tu vida.

9.- Mira lo bueno en la vida y no sucumbas a las adversidades.

10.- Muéstrate tal como eres, pues tienes cualidades especiales que te han sostenido hasta ahora, y que siempre te sostendrán.

 11.- No pierdas el valor.

 12.- ¡Llena tu corazón de felicidad y espárcela en todo lo que hagas!

Una vez que haz leído y analizado esta información, espero que ya puedas pasar a la acción y empieces a practicar tu hermosa sonrisa.

RECUERDA SONREIR…LA VIDA ES HERMOSA!!

Con Cariño, Nilda

Clyni93@hotmail.com

 

Anteriores Entradas antiguas Siguiente Entradas recientes